Acceso rápido
¿Por qué incluir un sérum en nuestra rutina facial?

¿Por qué incluir un sérum en nuestra rutina facial?

Los sérums a menudo resultan ser los grandes olvidados en las rutinas de cuidado facial. Sin embargo, son tratamientos esenciales para atender las necesidades específicas de la piel. 

¿Qué es un sérum? ¿Por qué es necesario utilizar un sérum además de la crema?¿Cuándo y cómo lo aplicamos? Te damos todos nuestros consejos.

¿Qué es un sérum?

Un sérum es un producto cosmético para el cuidado de la piel que se aplica después de la limpieza y antes de la crema de día o de noche. Se caracteriza por ser un producto de textura fluida (a veces más aceitosa), lo que permite que penetre mejor en la piel. Además, su composición es mucho más concentrada en principios activos que una crema hidratante, por lo que es incluso más eficaz y específico para el cuidado de nuestra dermis. 


En contra de la creencia popular, los sérums no se utilizan exclusivamente para tratar los signos de la edad. Es cierto que el sérum antiarrugas y el sérum antiedad son los más conocidos. Pero existen muchos otros tipos de sérum ideales para responder a las necesidades específicas de la piel: falta de hidratación, luminosidad, manchas, imperfecciones, arrugas, etc.

¿Por qué es necesario complementar la crema con un sérum?

Gracias a su fórmula altamente concentrada en principios activos, un sérum mejora la eficacia de los productos de cuidado de la piel que aplicamos posteriormente, pero no los sustituye. De hecho, aunque a veces tengamos la tentación de utilizarlo en lugar de una crema hidratante facial, debemos tener en cuenta que ambos productos son siempre complementarios. El sérum está optimizado para penetrar en las capas de la dermis y, si se utiliza solo, sin aplicar una crema después, la piel carece de confort.

En definitiva, el sérum simplemente se encarga de potenciar la función de la crema y es el aliado ideal para actuar sobre las necesidades específicas de tu tipo de piel.

¿Cuándo y cómo aplicarlo?

Aplicaremos el sérum por la mañana y por la noche, después de la limpieza de la piel y antes de la crema. Recordemos que asegurarnos de limpiar bien la piel antes de aplicar cualquier producto siempre es el primer paso de cualquier rutina de belleza.

El sérum se utiliza antes que la crema hidratante porque su textura ultra fluida le permite penetrar más en la piel y actuar según sus necesidades específicas.

Normalmente, los sérums deben utilizarse a diario y durante todo el año para prevenir y corregir mejor el envejecimiento de la piel. Es el caso de los sueros antioxidantes o reparadores para quienes viven en un entorno agresivo, con altos niveles de contaminación o constantemente expuestos a los rayos UVA, sea cual sea su edad. Las gamas Excellage y Lift & Repair presentan dos opciones excelentes para esta situación.

El sérum Excellage tiene una función redensificadora y altamente nutritiva para una piel sana y resplandeciente. A los 28 días de incluirlo en nuestra rutina facial por la mañana y por la noche la piel se redensifica un 80%. 

El sérum Tensor Absoluto, además de tonificar la piel al instante, también tiene un efecto lifting. Gracias a la tecnología Lift & Repair alisa el relieve de la piel y redibuja totalmente el contorno del rostro.

Basta con aplicar de tres a cinco gotas del producto para que sea totalmente eficaz. Lo haremos suavemente dando golpecitos en el rostro con las yemas de los dedos para activar la circulación y que los principios activos penetren bien. Se absorbe muy rápidamente, por lo que se puede aplicar la crema inmediatamente después.

Recomendada por expertos en piel de toda España
Recomendada por expertos en piel de toda España
Compra en farmacias y centros de estética
Compra en farmacias y centros de estética
Resultados científicamente probados
Resultados científicamente probados
Alta cosmética dermatológica made in France
Alta cosmética dermatológica
©2022 - reservados todos los derechos Yateo Yateo