Acceso rápido
Con la piel blanca, ¿autobronceador o bronceado natural?

Con la piel blanca, ¿autobronceador o bronceado natural?

Con la llegada del verano nos invade a todos un mismo deseo: broncearnos. Llega el sol y parece que sea incluso una competición de rapidez: ¿quién lo conseguirá primero? Es todo un reto conseguir un buen bronceado, sobre todo para aquellas personas con la tez muy blanca. Es por eso que, tanto si prefieres utilizar un autobronceador, como si prefieres exponerte al sol y conseguir un bronceado natural, el objetivo es lograr un buen bronceado de la forma más fácil y saludable posible, ¡a continuación te explicamos cómo!

Un bronceado consciente

Y es que aunque ambas opciones son válidas y efectivas hay que tener siempre un factor clave en cuenta: la salud y el bienestar de nuestra piel. Si optamos por conseguir un bronceado de origen natural debemos tener presentes algunos puntos para no poner nuestra salud dérmica en peligro.

Opta por un protector solar adecuado y seguro

La clave para conseguir un buen bronceado y seguir cuidando tu piel es la protección solar. Esta protección es la que evita las quemaduras solares producidas por los rayos UVB y rayos UVA, y la que marca la diferencia entre un buen bronceado o una piel abrasada por el sol. Por ello, es imprescindible, en especial en las pieles blancas (fototipos I, II y III), utilizar siempre un protector solar que neutralice un 93% o más de radiación UVB, tanto en el rostro como en el resto del cuerpo.

Vigila los tiempos y respeta las pausas

Cuando tu tono de piel es muy clarito a veces parece que la única forma de coger un poco de color sea tomando el sol durante horas y horas, pero no puede estar más alejado de la realidad. Nuestro cuerpo tiene un límite de producción de melanina que suele estar entre una hora y dos para las pieles blancas. Pasado este tiempo, el cuerpo deja de producir melanina y no se broncea más. Si lo que queremos es conseguir un buen bronceado debemos hacerlo de forma gradual. Además, es muy importante respetar las pausas y dejar dejar reposar nuestra piel de los rayos solares para conseguir un bronceado más duradero, especialmente a largo plazo.

Para lograr un buen bronceado de forma rápida y eficaz debes buscar productos que te ayuden a conseguir un tono más intenso en menos tiempo. Por ejemplo, Bronze impulse te ayuda a conseguir el bronceado de una semana en tan solo 3 días.

La protección solar no es eterna

Si hay algo más importante que ponerse protección solar son las reaplicaciones. Como mínimo, hay que volver a aplicar el protector solar cada dos horas, aunque en pieles muy blancas se recomienda aplicarlo incluso antes. Además, hay que repetirlo también cada vez que nos bañemos en el agua, ya sea en la piscina o en la playa, y sin importar si el protector solar es resistente al agua o no.

El autobronceado perfecto en casa

Si por otro lado, preferimos optar por el autobronceado desde la comodidad de nuestra casa, hay algunos consejos y recomendaciones que debemos seguir y tener en cuenta para extender el producto correctamente y obtener unos buenos resultados.

Encuentra tu match perfecto

Lo más importante para conseguir un buen resultado es elegir el autobronceador que más se adapte a tus necesidades y a tu tipo de piel. Los autobronceadores en formato aceite son ideales para aquellas pieles más secas que agradecerán un boost de hidratación. En cambio, para aquellas pieles más grasas o mixtas es preferible utilizar los bronceadores en espuma. Finalmente, las brumas y sprays corporales son muy útiles para aquellas personas que no disponen de mucho tiempo y que buscan la facilidad de aplicación.

Aún así, la opción que siempre funciona, independientemente de tu tipo de piel y necesidades, es el autobronceador en crema. Con el formato en crema consigues un bronceado inmejorable e hidratado de forma cómoda y sencilla en menos de 15 minutos. En la gama de bronceadores en crema de Esthederm encontrarás cremas autobronceadoras corporales y faciales que harán que broncearse sea más fácil que nunca.

La importancia de una buena exfoliación

La exfoliación marca un antes y un después en cualquier aplicación de autobronceado. Es importantísimo exfoliar la piel con movimientos circulares y con una antelación mínima de 24 horas para asegurar un buen resultado. Especialmente, hay que prestar atención a los rincones con más textura de la piel, dónde se acumula la mayor parte del producto: los codos, las rodillas, los tobillos y los talones. Además, es muy recomendable exfoliar la piel nuevamente pasados unos días para así igualar el tono en todo el cuerpo, ayudando a mantener el bronceado más tiempo.

La crema, tu mayor aliada

Para conseguir que este nuevo bronceado tenga una larga duración es esencial la hidratación. Hay que tener la piel limpia e hidratada antes y después de la aplicación del producto para conseguir unos resultados óptimos, especialmente en las partes más rugosas (codos y rodillas) y en esas partes que no deseamos broncear en exceso (manchas por hiperpigmentación).

Últimas recomendaciones

Finalmente, debemos recordar que lo más importante es cuidar la salud de nuestra piel, especialmente de los rayos uv, para conseguir un bronceado bonito y saludable. Conseguir un tono bronceado en pieles blancas puede parecer muy difícil, pero se trata de elegir conscientemente el método con el que nos sintamos más cómodos y la combinación que nos funcione mejor.

Descubrir

Recomendada por expertos en piel de toda España
Recomendada por expertos en piel de toda España
Compra en farmacias y centros de estética
Compra en farmacias y centros de estética
Resultados científicamente probados
Resultados científicamente probados
Alta cosmética dermatológica made in France
Alta cosmética dermatológica
©2022 - reservados todos los derechos Yateo Yateo