Acceso rápido
Bronceado antiarrugas: proteger la piel madura del sol

Bronceado antiarrugas: proteger la piel madura del sol

La radiación UV y la edad

Y te preguntarás, ¿por qué los rayos ultravioleta aceleran el envejecimiento de nuestra piel? Esto sucede porque esta radiación, proveniente del sol, ataca el interior de nuestras células, en concreto sus cadenas de ADN. La consecuencia de esto son la aparición de manchas indeseadas, de algunas quemaduras solares cutáneas, de flacidez facial y la temida aparición de arrugas.

Como ves, no se trata solo de un tema de salud dérmica, sino que los efectos secundarios de la exposición a los rayos solares también se convierte en una cuestión estética. El sol es perjudicial para todo tipo de pieles, pero en especial lo es para aquellas más maduras. Son pieles que no cuentan con una gran cantidad ni de colágeno ni de elastina, proteínas que se deterioran exponencialmente con la exposición solar.

El verano, un momento crucial

Nos pasamos todo el año cuidando la piel de nuestro rostro con los mejores productos que existen: cremas hidratantes, sérums antiedad, tónicos antiarrugas, mascarillas de noche y de día… Y todo esto lo hacemos para evitar la aparición de arrugas y así ralentizar el envejecimiento de nuestro cutis.

Este ritual que hacemos nos ayuda a cuidar nuestra piel, pero en verano no es suficiente. Cuando llega el verano y los meses de más sol tiramos por la borda la salud de nuestra piel por el simple hecho de no usar el mejor protector solar. Si usaramos una crema fotoprotectora no necesitaríamos tantos cosméticos faciales, ya que está demostrado que usándola ya hacemos un 80% de lo que deberíamos para la correcta prevención del envejecimiento.

Protección solar, protección antiarrugas

La primera causa de daño dérmico y epidérmico es la radiación solar de rayos UV, por ese motivo el cosmético antienvejecimiento por excelencia es el protector solar facial. Deberíamos utilizar un fotoprotector diariamente, en especial en el rostro, para evitar los daños estéticos y de salud en nuestra piel.

Es por ese motivo, que recomendamos utilizar una crema facial con factor de protección solar spf 15, 30, 50 o + 50. Actualmente, en el mercado existen cremas con fotoprotección que prometen también contener activos antiarrugas, proporcionar hidratación, eliminar las manchas, enriquecer tu piel con vitaminas y adaptarse a ella, tanto si es una piel grasa, mixta o seca.

La crema solar antiarrugas y el bronceado perfecto

Actualmente hay muchas cremas que prometen proteger la piel del sol, pero pocas que tengan incorporado un tratamiento antiedad y que, además, potencien el bronceado. A continuación, vamos a darte una serie de consejos para que puedas elegir la crema que mejor se adapte a las necesidades de tu piel.

Pero antes, debemos recordar que siempre hay que aplicar estas cremas en el rostro y en el escote con un mínimo de 20 minutos antes de la primera exposición solar. De esta manera, la piel tiene el tiempo suficiente para absorber el producto y crear una barrera protectora contra los rayos dañinos del sol.

Una protección invisible

Si lo que quieres es proteger tu piel frente a los rayos ultravioleta de forma fácil e integrar el uso de fotoprotector en tu rutina facial diaria te recomendamos probar las cremas faciales con alta protección solar antiarrugas. Estas cremas son totalmente imperceptibles, tienen una textura ligera de rápida absorción y no cambian el tono de tu piel, simplemente la protegen y consiguen reducir los efectos de la edad y potenciar un bronceado saludable.

La crema solar antiarrugas Bronz Repair promete prevenir el envejecimiento de tu piel, protegerla de los rayos UV, alisar las arrugas y líneas de expresión y activar y prolongar el bronceado. Es una crema totalmente invisible, por lo que, una vez absorbida, te permite seguir con tu rutina facial cosmética y/o de maquillaje.

Un boost de hidratación

Para aquellas pieles maduras más maltratadas por el sol, las pieles secas y pieles sensibles o aquellas otras que necesitan un extra de hidratación las cremas con activos humectantes son ideales. Hay que tener en cuenta que todas las cremas solares aportan hidratación, pero algunas también contienen componentes como el ácido hialurónico que ayudan a aumentar la elasticidad de la piel y mejorar su apariencia.

Unificar el tono de piel

Finalmente, existen otro tipo de cremas solares antiarrugas que, además de ofrecernos la protección y los beneficios de los protectores solares faciales, también nos ayudan a unificar nuestro tono de piel. Estas cremas contienen pigmentos muy sutiles que ayudan a mejorar la apariencia de la piel de forma inmediata y se adaptan a un amplio espectro de tonos de piel.

Por ejemplo, la crema solar antiarrugas Bronz Repair Sunkissed es un producto que ilumina la tez, la protege de la radiación ultravioleta, estimula el bronceado natural y la producción de melanina y, además, unifica el tono de piel consiguiendo un tono dorado y favorecedor instantáneamente.

Descubrir

Recomendada por expertos en piel de toda España
Recomendada por expertos en piel de toda España
Compra en farmacias y centros de estética
Compra en farmacias y centros de estética
Resultados científicamente probados
Resultados científicamente probados
Alta cosmética dermatológica made in France
Alta cosmética dermatológica
©2022 - reservados todos los derechos Yateo Yateo